15 de noviembre de 2010

...y también es...


Escribir es ser libre. Es olvidarse del ego, es perder un poco la cordura…escribir es vengarse del pasado, es dibujar un futuro trágico o placentero…quizá es un intento por cambiar el presente o aguardar esperanzado unos días mejores…Escribir es relatar un dulce recuerdo que procura cerrar alguna herida y también es describir días terribles y dañinos…escribir es transmitir, es compartir en cada línea la miseria propia o ajena y también la grandeza del resto o de tu corazón.

Escribir es ser libre de ese recuerdo que te inunda los ojos, es odiar las preguntas que nunca puedes contestarte, escribir es ser libre y pintar momentos felices, de esos donde el alma parece que creciera. Escribir es dejar huir ese suspiro que nos corta las palabras, escribir es dejar caer esa lágrima que nadie pudo ver… es jugar a ser dueño de un mundo paralelo, quizá es ser como un dios pagano, un dios pecador que tiene en sus manos el futuro de las personas que viven en las líneas escritas, es poder decidir como inicia, crece y muere una historia, sea real o sea imaginaria, es tener un extraño y delicioso poder que te permite ser dueño de ese mundo misterioso, ser dueño del destino y de la historia que plasmamos.

Escribir es llorar cuando llega el silencio y te acompaña únicamente la noche y los pensamientos… es perderse en esa ausencia de ruido y también es volar feliz en el cielo de la imaginación…escribir es a veces hundirse en el pasado, en lo vivido… es embriagarse de un cielo nocturno y también encontrar paz en una tarde...es bailar con la distancia, es sentir tristeza...escribir también es intentar llenar de felicidad días grises y perdidos. Escribir es tararear algunos versos en una calle desierta, es escuchar el interior y aferrarse a algunas palabras…es querer que todo se convierta en nada.

Escribir es ser libre… es salir de aquella cárcel a la que nosotros mismos nos condenamos con la frialdad, con la indolencia,…es ser diferente al resto… es romper el vacío y dejar que las heridas sangren sin medida o también que las sonrisas dibujen el momento infinito… es denudar el alma y vestir el corazón.

Escribir es buscar una noble manera de decir lo que algunos callan,…es odiar la soledad y también a veces es adorar estar solo… es también burlarte un poco de lo vivido…es extrañar el amor, el odio, el desamor, el rencor…es aferrarse a lo que sentimos en la piel, es sangrar, es llorar, es besar, es abrazar…es dejar escapar el motivo que nos hace odiar o amar una canción… escribir es ser libre de todo lo que nos rodea, es la mejor proyección del corazón, del interior.

Escribir es dar vida y también es matar… escribir es morir…escribir es vivir…por ti, por mi.

No hay comentarios: