24 de noviembre de 2010

Chica de la sonrisa linda

Siempre agradeceré a Dios por haber estado al lado de alguien como tú. Siempre me preguntan si lo que escribo es real…nunca contesto esa pregunta, pero hoy me adelantaré y te responderé a ti y a quien pregunte: Este escrito es para ti,...si para ti…este escrito es de verdad.
Hoy que ha pasado tanto tiempo desde la última vez que te vi, hoy que ha pasado tanto tiempo desde que subiste a ese taxi,…hoy que ha pasado tanto tiempo desde aquella noche quiero decirte otra vez lo que te escribí en aquella carta que mi gente y tu gente leyó: Eres genial, una persona fantástica, una mujer buena, un regalito de Dios… es inevitable recordarte con cariño, es inevitable que los momentos felices sean los que queden después del tiempo, de la distancia, del silencio.
Siempre agradeceré a Dios por haber estado al lado de alguien como tú. Hoy que ha pasado tanto tiempo desde la última vez que te vi recuerdo en silencio todas las cosas maravillosas que me permitiste conocer, ¿Cómo no sonreír al recordarte? …Si tu sonrisa era mi felicidad, si tu voz mi paz... ¿Cómo no recordarte con cariño? Si al mirar tu fotografía, si al mirar nuestras fotos recuerdo que cambiaste mi vida, recuerdo que me dejaste conocer el amor, que me enseñaste a crecer, …aprendí a perdonar y a ser feliz gracias a ti chica de la sonrisa linda.
Yo te pido perdón por las cosas que te pudieron enojar de mí, yo ya perdoné todos tus errores… si alguna vez me equivoqué mientras caminábamos juntos fue sin intensión, sabes que siempre quise verte feliz a mi lado,…hoy sé que me amaste y mucho, por todo lo que me diste, por aquellas lágrimas, por aquellas locuras… yo también te amé y mucho… por todo lo que te di, por aquellas lágrimas, por aquellas locuras que hice… por eso siempre te recordaré con cariño, por todo lo que vivimos… hoy pesan más nuestros momentos felices y nuestras risas en esas noches, en esas madrugadas.
Siempre agradeceré a Dios por haber estado al lado de alguien como tú. Chica de la sonrisa linda. Espero estés bien donde quiera que estés…tú y los tuyos merecen lo mejor. Después del amor siempre cuesta levantarse, pero las heridas se cierran, quedan cicatrices, pero cuando acaba la oscuridad la luz es más resplandeciente…esa luz trae hacia mí el recuerdo tranquilo del gran amor que vivimos… eres genial, tu corazón vale un cielo.
Tengo que confesar que a veces en medio de nuestras canciones brindo por ti en silencio,…recuerda por favor siempre lo que día a día te dije: Vales demasiado, nunca estés triste…nada absolutamente nada, vale la pena…. Tú vales más.
Siempre agradeceré a Dios por todo lo que vivimos y descubrimos, como te escribí en aquella carta, eres fantástica… siempre te recordaré con cariño, siempre rezaré por ti y por los tuyos, porque no te suceda nada malo, por tu por felicidad, por tu tranquilidad… siempre daré gracias por haber estado al lado de alguien como tú chica de la sonrisa linda.

No hay comentarios: