3 de enero de 2010

Hoy es el momento


Cuando recibí la noticia que ella llegaría, tuve una extraña sensación en mi interior… a pesar de que ha pasado bastante tiempo, no sé todavía describirla del todo bien. Hoy es un buen día para escribir, un buen momento para decir aquellas cosas que tal vez no se suelen decir muy a menudo. Un buen momento dentro de todo este silencio para pensar en tu risita inocente y recordarte ya corriendo por los pasillos,...con tus bracitos robustos y tus ojos achinados, tu cabello negro lacio, tu voz delicadísima…ahora llegas apurada a abrazarme… yo veo tu frentecita asomarse a la puerta… tú toda traviesa, yo tan encantado,… hoy es un buen momento para girar a contemplarte por algunos instantes, sólo algunos instantes bastan para sonreír al notar, al comprobar que eres tan distinta a todo lo conocido, a todo el mundo… hoy es un buen momento para mirar tus fotografías y recordar aquellos días en que ni dar un pequeño paso podías, con tu cuerpecito que parecía hecho de un mágico algodón, tus piecitos redonditos y tus manos pequeñísimas… hoy ya corres toda apuradita, me haces hasta cosquillas… Hoy es un buen día para recordarte que eres un regalo de Dios, y agradezco siempre por eso…hoy es el momento, siempre es preciso, recordarte que nunca pensé tener una sobrinita en segundo grado tan importante en mi vida,… Hoy es un buen momento para abrazarte, tomarte en brazos y decirte gracias por llegar a iluminar estos días, por hacer con tu risa todo más sencillo, yo prometo cuidarte siempre,…Cuando recibí la noticia que llegarías tuve una extraña sensación en mi interior que ahora se ha convertido en esa luz que siempre se necesita… hoy te prometería quererte igual toda la vida, pero sería una promesa que no cumpliría Almendrita, porque sé que igual no te puedo querer,… sino un poco más, mucho más cada día.

1 comentario:

Vaeneria dijo...

Me encantó! Re duce! Que tengas buena semana. No dejes de escribir.
Saludos :)