15 de abril de 2009

Quince de Abril

Cuando eras pequeña (un poco más pequeña porque sinceramente no creciste mucho) te veíamos como una muñequita de porcelana,… cada vestido, cada peinado, aquella bisutería…todo era como para una pequeña princesa,…tenias unas mejillas enormes, y tu cabello como hasta ahora era fino y delicado. Fuiste traviesísima: recuerdo que arruinaste muchas cosas, entre ellas mis cuadernos, mis libros y varias paredes de la casa…llegamos a sospechar que serías pintora, pero no, lo tuyo era el baile… a los cuatro años ya bailabas con mucha destreza marinera, años después conociste el festejo y luego creo que hasta bailaste danzas modernas… hubieron épocas difíciles, en los cuales nuestras diferencias nos hicieron pelear, tal vez porque el sarcasmo que me hace admirarte, quizá por mi irreverencia que te saca de quicio…¿pero quien no pelea en esta vida?...¡vaya que hemos peleado!, como creo que es normal, pero también hemos reído a carcajadas y eso si es lo que vale la pena recordar… te acuerdas cuando jugábamos a la lucha libre, siempre salías vencedora, o cuando íbamos a la playa a construir precarios castillos de arena y a correr por la orilla,…yo lo recuerdo como si fuera ayer y tu nombre se graba en el silencio de estas letras.

Prefiero no recordar cuando fui testigo de uno de tus besos con aquel enamoradillo, el pecho se me estrujó por algunos minutos, pero me hice el disimulado y decidí hacer como si no te hubiera visto…hacerse el tonto en estos casos creo que es lo mejor… ahí entendí que habías crecido y que ya no jugaríamos a la lucha libre ni que correríamos por la orilla como años atrás, ni que tampoco te vestiríamos, papá, mamá y yo, como muñequita de porcelana…ahí descubrí, con el corazón medio estrujado por esos pequeños celos, que ya eras grande.

Hoy después de que soples esas velitas, después de que todo mundo te salude, de que abras los regalos (espero que el mío te guste más que ninguno) yo me quedaré pensando en ti, en que pronto llegará el día en que te alejarás siguiendo a la vida, espero que como dice el maestro Sabina: no te vendan amor sin espinas,…me da pena, sabias….pero que puedo hacer, la vida es así, y descubro nuevamente que Dios ha sido muy bueno con nosotros, pues así nos hagas renegar con tus cosas, siempre te consideraremos como el regalo más lindo de nuestras vidas,… quiero que la felicidad siempre te acompañe, que Diosito te cuide, si por alguien rezo es por ti hermana,… porque para mi siempre serás la muñequita con la que jugaba a la lucha libre, la princesita de porcelana que es distinta al resto de la gente, aquella que baila lindo cualquier ritmo y que siempre me recomienda buenas canciones, … Feliz Cumpleaños Ana Paula, te amo como nunca voy a amar a una mujer, eres lo más lindo que nos ha sucedido, a mamá, a papá, a mí,…al mundo.

No hay comentarios: