11 de junio de 2008

Me faltas


Así lo quisiste tú y no me quedó otra cosa que aceptarlo… pero cuanto te extraño, cuanto te necesito y me queda sólo el silencio de estas noches donde apareces aunque no lo quiera… cada vez que me propongo dejar de pensar al menos un poco en ti, tu imagen se luce en la oscuridad, en el vacío, en las calles, en la música…hasta en estas letras adoloridas, en la luz que se esconde tras la ventana… ¿cómo sacarte de mi mente? …si cuando cierro los ojos te recuerdo feliz a mi lado…si pasean por mi pensamiento aquellas frases que me dijiste con poca luz,… ahora tu sonrisa ajena a cualquier herida hace sangrar la mía… ¿se le puede hablar al corazón? ¿Existe alguna manera de hacerlo entender?.... la ciudad estorba, el café intenta vanamente consolar,…recuerdo tus abrazos y el corazón se me altera un poco… necesito tu mirada sincera, que iluminaba cualquier penumbra…cuanto me faltas… ¿Algún día te volveré a ver?... ¿algún día llamarás?... ¿recuerdas la noche en la playa? …perdona, no debería tocar el tema otra vez, pero cuanta falta haces en estos días en los que mi casa es una cárcel, en los que mis noches son una tortura…algo debo estar pagando o tal vez simplemente la vida me está jugando una mala pasada… ¿Cómo sacar de mi mente tus ojos mirándome antes de nuestros besos?... ¿cómo olvidar tu risa antes de un abrazo?... perdóname, pero extraño tu voz, …cada silencio es un pesar, cada paso una esclavitud, ...sueño con que algún día te acuerdes de mi, quizá en medio de esa felicidad que disparas en tus días atareados e interesantes…sueño con que de vez en cuando recuerdes alguno de los momentos que vivimos y sientas al menos una pizca de lo que siento yo todas las noches, todas las tardes, todas las mañanas…en medio de tanta agonía disimulada, palpitas dentro de lo que suelo ser, en este sentimiento silencioso, enorme, golpeado…¿por qué me dejaste de querer?...

Baila conmigo


Hoy me has hecho reír, con tus inoportunas frases, con todas tus ocurrencias… gracias por acompañarme, cada día te quiero más, día a día tu presencia serena y a veces disparatada me han enseñado a ser mejor que ayer… esta noche, en medio de esta multitud emocionada con tantas luces de neón, con estas canciones a tan alto volumen, me miras sonriente, yo te devuelvo la mirada encantado…y aunque soy demasiado rígido para hacerlo, te pido que bailes conmigo….que sé que a ti te encanta esta canción y que a ambos nos hace recordar aquel amor de ayer, así que toma mi mano y vamos allá, al lado izquierdo donde no hay tanta gente…dame tu mano, yo te sigo el paso: uno, dos, uno, dos, tres,… me encanta verte reír, a veces sospecho que me estoy enamorando de tu risa otra vez, …esta canción está de moda así que no seamos indiferentes… no hay noche más linda que hoy, cuando tus ojos negros brillan en medio de esta oscuridad, entre esta canción y el humo… brindemos hoy por ti, …bueno, por nosotros también, que hemos compartido tantas tardes que cualquier calendario queda pequeño, que hemos sufrido tantos atardeceres que los mares se quedan sin alcanzar, que aquella madrugada pude conocer tu corazón adolorido, pudiste conocer mi alma quebrada… ven, baila conmigo, que hemos venido para divertirnos en estos terrenos tan extraños para mí, tan ajeno a mis costumbres, …que hemos venido para gritarle al mundo, a ella y a él, que también sabemos ser felices como ellos intentan serlo, que si queremos podemos confundirnos entre esta algarabía tan falsa y tan vacía… ven baila conmigo que aunque no sé hacerlo como un experto, quiero sentirte cerca, sentirte alegre, …baila conmigo que hoy es nuestra noche, que hoy es nuestra madrugada, que ni toda esta gente confundida, ni el humo, ni siquiera las luces de neón impedirán que me pierda en lo apacible de tus ojos, en la emoción y en la luz de tu risa, que me hace tanto bien cuando se me termina la alegría,… tu risa de la que me estoy enamorando otra vez, día a día.