9 de abril de 2008

Cuando yo muera


Cuando yo muera, quiero que después de que llores media hora, sepas que hasta el último instante maldije el momento en que te lastimé,…Quiero que después que él sonría complaciente, recuerde que fui feliz a pesar de sus palabras,…Cuando yo muera quiero que ella me entierre en su corazón y que con una canción de Sanz recuerde nuestros amaneceres en su ventana…Quiero que él, tras recibir la noticia como cualquier incidente cotidiano, sepa que nunca me importó su opinión, …Quiero que después que todos se marchen, ella se quede con mis libros y se entere que siempre quise besarla un poco más…Cuando yo muera, quiero que él, después de lamentarse, sepa que siempre lo recordé…quiero que ella confirme que me arrepiento de haber llorado por su amor (nunca valió la pena) …quiero que él valore que al fin podré volver a verlo para silbar a las chicas otra vez …Cuando yo muera, quiero que ella, tras ver mi fotografía, sepa que nunca pude encontrar la razón de su adiós, …quiero que él, después de comentarlo con sus amigos, recuerde su traición, …Cuando yo muera, quiero que ella, tras reponer un poco el corazón, recuerde nuestros encuentros a escondidas….quiero que él, después de secar sus lágrimas, recuerde cuando nos abrazábamos tras haber anotado un gol,…Cuando yo muera quiero que ella, después de sollozar en silencio, me imagine otra vez a su lado frente al mar….quiero que él aprenda de una vez a multiplicar y recuerde cuando me abrazaba al llegar a casa…quiero que ella después de recoger los pedacitos de su alma, me abrace, al menos en su pensamiento, como cuando era pequeño,…quiero que él, tras recordarme riendo, me tome en brazos otra vez, al menos en su imaginación, y me haga volar imitando a superman…Cuando yo muera, quiero que después de recoger la estrella que me regaló, ella me perdone, …quiero que él, después de mirarme inerte, recuerde nuestros pasos alcoholizados de madrugada,…quiero que ella, retomando la calma, tome mi mano como aquel veinte de noviembre y descubra que siempre la extrañé, …Cuando yo muera, quiero que él se canse de juzgar y sueñe un poquito más… quiero que ella recuerde aquella rosa prohibida y sin nombre, y que se entere que siempre me encantará… cuando yo muera quiero que después que él reciba la noticia con desinterés, recuerde a su hermana feliz aquella tarde conmigo en el sofá, …quiero que ella seque su dolor con un café,…quiero que él, tras lamentarse, me perdone por no haber acompañado sus penas,…cuando yo muera quiero que ella, después de encontrar la calma, recuerde que amo su sonrisa y que su amor estará siempre en mi corazón…cuando yo muera, después de extrañarme, quiero que intentes ser feliz, como yo siempre lo intenté ser.

6 de abril de 2008

Cuando ríes me alegro yo

Caminando pensé en ti, te recordé,… llegaron a mi mente aquellos años donde todo era tan sencillo: tus abrazos, tus cuidados, tu voz,… no sé a donde ir, camino sin rumbo como siempre, y con cada paso aparece tu imagen tierna, tu cabellito recogido, aquellas palabras que tanto bien me hacen. Te confieso que me asusta pensar que me puedes faltar, se me quiebra la voz y la mirada se estrella…y mientras doblo la esquina a paso lento, siento que amo nuestras conversaciones interminables, el café caliente en taza de porcelana, tus abrazos donde me pierdo feliz,…sé que la vida ha sido dura contigo, que nada fue fácil, por eso adoro mucho más tus manos y tu corazón, tu voz y tu mirada… por eso cuando ríes, me alegro yo… porque después de haber vivido tanto compruebo que la paz se parece a aquel silencio mientras el sueño te vence, porque en esos momentos compruebo que el cielo no está en las alturas sino en el espacio que comparto contigo. Nunca podré plasmar todo el amor que te tengo, nunca podré agradecerte lo suficiente por tanto tiempo regalado, por tanta dedicación, por tanto amor… por acurrucarme a tu lado para ver el noticiero de las diez cuando tenia ocho años, por tu mirada comprensiva y serena ante mi llanto,… por quererme tanto, nunca terminaré de agradecerte, nunca terminaré de amarte… porque cuando ríes me alegro yo, dejándome conocer la felicidad…verte tranquila, disfrutando la tarde, me llena de una ternura indescriptible, de un amor incalculable… siempre, siempre te necesitaré, eternamente querré estar más tiempo contigo, …ningún rato me es, ni me será nunca suficiente, no me alcanzan esos minutos, quiero más tiempo a tu lado: para escucharte y reírnos, para abrazarte y querernos,… nada se compara a los momentos en que el viento dibuja tu risa: por eso hoy mientras camino sin rumbo, miro al cielo y pienso en alguna manera de hacerte reír para cuando llegue a casa, trato de imaginar, de planear, alguna forma de hacerte lo más feliz que se pueda, porque tu risa es la felicidad…porque quiero borrar esa lágrima en tu corazón, ...porque quiero sentir otra vez tu abrazo cálido, quiero contarte un chiste y escuchar tu carcajada, o que dibujes una cruz con tu dedo pulgar en mi frente antes de ir a la calle o quedarme contigo a ver esa telenovela, porque quiero que me digas otra vez “principito” y después del almuerzo sentarme a tu lado en el patio, los dos en esa banquita …porque te adoro, porque te amo cada día más abuelita.