1 de octubre de 2008

Una cruz muy pesada


- ¿Por qué me siento así?... ¿te ha pasado alguna vez a ti? …¿alguna vez te has sentido como yo?
- Si, algunas veces… tal vez por eso te entiendo
- ¡Ya estoy harto!... te contaré que cuando los sueños tienen los pies cansados sientes el alma muy pesada, cuando el silencio te fastidia, cuando la noche te aburre, cuando no tienes a donde ir, sencillamente te sientes sobrando en este mundo… ya me cansé de caminar solo, de soñar solo, de planear todo solo… ya estoy harto de estos días que me saben a poco, de estos cafés silenciosos, sin nadie…
- ¿Si tuvieras todo lo que quieres escribirías como lo haces?
- No lo sé, tal vez si…
- Si fueras una persona como esas que caminan por ahí, ¿escribirías igual?
- No lo sé, tal vez no…
- ¡Claro que no escribirías igual!... quien escribe tiene que tener cosas distintas, tiene que ser un tanto extraño… tiene que vivir y sentir cosas que pocos sienten…
- Pero yo también quiero ser feliz…
- ¿Ser feliz? ¿Cómo los payasos?... ¿Cómo aquel idiota que quiere tener un montón de amigos? ¿Cómo el tonto que quiere caerle bien a todo el mundo?.... ¿quieres ser feliz así?... ¿ser feliz como cree ser el miserable que se siente popular y no es más que un desubicado?... ¿quieres ser así?
- No…nunca, lo juro por mi letra…nunca seré así…pero no quiero sentirme como me siento hoy, quiero ser un poquito feliz…
- ¿Acaso no eres feliz escribiendo? ¿Acaso no quieres escribir?
- ¡Si claro!
- Entonces cállate y traga todo eso, porque eso hace que tu corazón sea así como es y ahí en el pecho está el motor que te hace escribir… porque tienes que haber estado en el cielo y también en el infierno para que tu letra tenga vida, tienes que haber matado despiadadamente y tienen que haberte asesinado lentamente, como buscando que sufras más, para que tu letra se sienta…guarda silencio porque tienes que ser diferente y soñar distinto, aprende a sufrir así como hoy: mordiéndote la lengua, apretando los puños, sintiéndote solo, abandonado y malquerido …tienes que tragarte todo eso, tienes que odiar y burlarte de quienes te odien, tienes que amar y esperar, así sea vanamente, que te amen… carga con ese peso, aventúrate a ir por ese puente que parece nunca tener fin y lleva en tu silencio todo lo que sientes hoy… carga con esa cruz pesada… si quieres ser lo que dices, carga en silencio y escribe ahora
- Pero hoy quiero que me abracen, no quiero sentirme tan solo…
- ¿Escribes acompañado?
- No…
- ¿Acaso no eres feliz escribiendo? ¿Acaso no quieres escribir?
- ¡Si!...
- Entonces no dejes que se te pase esto y escribe de una vez: imagina, recuerda, sueña, ama y odia…sé ese dios pagano que se divierte reinando delante de un papel… y se fuerte, no llores…llora por cosas que valgan la pena, no por estar así… que la gente que llora por cualquier cosa logra que sus lágrimas tengan poco valor, logra paradógicamente que sus lágrimas sean cualquier cosa… se fuerte, que tienes un corazón enorme…y si te sientes tan mal hoy, escribe…si te sientes tan solo, tan abandonado, tan malquerido, simplemente escribe…no digas nada a nadie, sólo escribe…
- ¡Nadie lo entendería!…. ¿Por qué me siento así?... ¿te ha pasado alguna vez a ti? …¿alguna vez te has sentido como yo?
- Si, algunas veces… pero es lo que nos ha tocado vivir, tenemos el corazón de esta manera y no podemos hacer más… ahora sécate esas lágrimas, toma ese lapicero ... encuentra esas palabras en tu corazon, deja que tu alma vuele en el viento ...escribe... y quédate tranquilo que yo si te entiendo.

No hay comentarios: