1 de abril de 2008

¿Alguien podrá quererme?


Si duermo tardísimo, cuando falta poco para que el mundo despierte, a veces medio embriagado por un vino carísimo que compré una noche tormentosa; si odio estudiar, asistir a clases y peinarme… ¿Quién podrá quererme?... si camino sin sentido por cualquier calle de la ciudad, casi siempre de noche dejando andar al silencio,…si tarareo sin miedo una canción mientras la gente me mira con desdén, si me río de lo que me de la gana, si soy, he sido y siempre seré un soñador que debe pisar tierra como tantas veces me han dicho, si guardo un mar de tristeza, un cielo de esperanzas, una noche de mentiras,…si estoy un poco loco, si soy un vagabundo desconsolado, un romántico irremediablemente feliz, si soy un llanto taciturno y una risa alborotada … ¿Alguien dejará de pedirme que cambie?…soy así porque estoy hecho de mi pasado feliz, tormentoso, noble y siniestro, porque no se me ocurre ser de otra manera, …¿Alguien podrá quererme? si duermo hasta tarde, si me pierdo en la bohemia, si leo como maniático y no sé ahorrar; si no estoy a la moda de los demás muchachos, si no salgo en sociales, ni me confundo en la pista de baile de la discoteca más cara de mi ciudad, …si no sé inglés (ni quiero aprender, adoro el español), si no engomino mi pelo, si no voy a misa ni me confieso, si prefiero comprar un libro antes que unas zapatillas, si quiero hacer lo que me haga feliz, escribir, …ya sé que voy a morirme algún día así que tengo que darme el gusto de vivir, pero cuan alto es el precio de todo esto, que difícil es caminar si te hieren los pies, si perturban tus oídos, si apuñalan la mirada …a pesar de escucharlo tantas veces, cambiar no quiero, no sabría hacerlo…sólo busco varios momentitos de paz; y con una sonrisa forzada les extiendo desde aquí una disculpa (bastante falsa) a las señoras de bien (suegras, vecinas y profesoras), padres, mujeres que conocí, sacerdotes, amigas cuadriculadas, amigos exitosos… por no poder cubrir sus expectativas; pues como no estoy seguro de que me quieran como soy, únicamente me queda el consuelo vano de que algún día acepten mis disculpas poco sinceras del caso... pero han de saber (y ojalá algún día asimilar) que mi triunfo es distinto al suyo, que mi éxito va más allá tal vez de lo que puedan entender …porque quiero mantener mi alma ajena a todo el mundo encasillado, porque quiero a mi corazón libre de la etiqueta y la mentira, ...¿Alguien podrá quererme?...no lo sé, tal vez no, ...hoy siento que no, …¡Que alto es el precio! ¡Cuánto duelen las palabras!

3 comentarios:

Rodrigo dijo...

Excelente post, me gusta bastante el inicio: "Si duermo tardísimo, cuando falta poco para que el mundo despierte, a veces medio embriagado por un vino carísimo que compré una noche tormentosa", ya como que quedas enganchado para leer el resto, muy bueno en verdad, escribes muy bien

Elizabeth dijo...

muy bueno tu relato.. perfecto!.. i si alguien te kiere de verdad, te aceptará como eres, saludos mi estimado y me gusta tu blog.

Nnykitta dijo...

Hola, me encanta como escribes, este relato particularmente lo asocié a un ser que quiero demasiado y que de cierta manera es todo eso que expresas... Sólo quiero decir que yo si quiero a ese ser.
¿Que si alguien podrá quererte?, yo diría.. que SI...