23 de agosto de 2011

Madrugada

A través del cristal de este taxi llegan a mi mente tus pasos tranquilos… el conductor aumenta la velocidad y la madrugada parece respirar profundo para calarse en los huesos de quien camina sin rumbo, sin tiempo, sin sueños… la llovizna adorna esta madrugada donde me pierdo pensando en ti antes de llegar a casa,… te recuerdo dormida, como un ángel a mi lado y también te recuerdo despertar sonriente, despeinada y feliz…cuando regresan esas imágenes siento que nada ha valido la pena, siento que tantas soledades no han merecido tu adiós…me he perdido en tragos baratos y canciones desafinadas tantas noches, sin darme cuenta que no puedo escapar de ti porque te llevo dentro.

Llego a casa, pero no quiero entrar… extrañamente envidio a ese que caminaba sin rumbo, sin tiempo, sin sueños…y dejo que la madrugada cale en mis huesos cuando respira profundo.

Me siento en la acera y mágicamente en este silencio llega tu voz a mis oídos,…siento la llovizna en mis mejillas….miro el cielo, como aquella noche cuando contábamos estrellas… ¿recuerdas?... éramos tan felices juntos y creo que nunca nos dimos cuenta.

Siento frío y el alcohol que hace un buen rato me hizo sonreír achinado ya no causa efectos,… pienso en los sueños que compartimos, en tus palabras susurradas, en tu cuerpo, en tu mente brillante,…también pienso en tu alma indomable y corazón encendido…siento que eres única, incomparable, que no existe alguien siquiera que se intente parecer, que no hay quien tenga todo ese mundo complejo interno, tal como yo lo tengo, que no hay quien tenga esos sueños compartidos conmigo, siento que eres lo que me falta, esa pieza que le falta a mi rompecabezas, ese azul que le falta a mi cielo, esa sangre que le falta a mi corazón, esa fuerza que le falta a mi alma.

La madrugada avanza, olvido los quehaceres del trabajo que tendré por la mañana, y aquí sentado en la acera, frente a la puerta de mi casa, intento cuidar el tesoro vestido de tu recuerdo que aun llevo en las manos… me invaden las ganas de llamarte, pero sé que estas durmiendo así que no me queda más que querer meterme en tus sueños…he llegado a comprobar que la soledad se hace amar, pero también se hace odiar….por más que ame la madrugada, la llovizna y el silencio, hoy odio este vacío, odio esta realidad, odio esta lejanía… quizá porque hoy me odio un poco a mí mismo, quizá porque ya debería aprender a perdonarte….

…la madrugada acaba y es otro día más derrotado, es otra batalla perdida, sé que tengo que seguir luchando como lo hace todo el mundo, aunque el alma me pida a veces descansar… la madrugada acaba y vuelvo a perder la mirada en el cielo…bajo esta llovizna y envuelto en este frio me he vuelto a convencer de que contigo todo sería mejor, pues es curioso: contigo lloré mucho…pero sin ti he llorado mucho más… algunas veces me hiciste sentir dolor, pero al irte he sufrido mucho más y sin ti me he sentido mucho peor.

27 de julio de 2011

Mirada perdida

Llego a casa, camino despacio…todo es tan exacto, tan aburrido…pierdo la mirada en aquella luz que se filtra por la ventana y el horizonte parece también perdido, en esta tarde que agoniza como yo, aflojo el nudo de la corbata para intentar liberarme de esta cárcel de silencio que llena de cansancio mis ojos, donde mi mirada grita tu nombre, con la esperanza de encontrarte, de verte llegar sonriente y con tu pelo al viento como aquella mañana donde en medio de frases trilladas de almas ajenas, te conocí, creyendo que nunca sufriría tu ausencia.

Camino por la sala, taza de café en mano, corazón en los labios. Miro el vacío y aparece tu abrazo, tu calor, esas palabras que eran tan cotidianas y que hoy se hacen extrañar…hoy siento frío, aquí adentro, donde nacen estas frases que me hacen odiar tu despedida, tu explicación… ¿Donde estarás?...me pregunto una y otra vez… todo es tan perfecto en el día y a la vez tan opaco, si eras tú quien iluminaba mis días… hace tanto que no estás y yo aun no aprendo a pasar estos momentos de silencio, de infinita soledad…soledad que amo, soledad que odio… camino por esta habitación donde aparece tu figura, tu piel clara… recuesto mi humanidad en este colchón donde han pasado cuerpos, mas no corazones, que no pudieron nunca reemplazarte, … la mirada me se vuelve a perder en el techo: blanco, llano, simple… susurro tu nombre e imagino irremediablemente tu nueva vida, y la imaginación se convierte en mi enemiga, en la más cruel asesina.

Contemplo la pared que pintamos juntos: tú en pantalones cortos y pañoleta colorida que sujetaba tu cabello… contemplo esta pared que hoy intenta adornarse con cuadros, diplomas, reconocimientos, aun con todo eso hoy se ve tan vacía…más aun cuando llega a mi mente el momento en que me regalaste un beso tan infinito que hasta ahora perdura, aquellos juegos con la pintura, esos abrazos efusivos, esas risas incontenibles…cambiaría todo por esa volver a vivir esa mañana donde me enamoré muchísimo más de ti.

Pierdo la mirada en la noche que acaba de llegar… lo acepto, la ciudad se ve bien de noche…sigo caminando por la sala, como león enjaulado,..Tomo el teléfono y se origina una feroz batalla en mi interior: ¿marco tu número?...finalmente tiro lejos el teléfono… me acerco a la ventana, me pregunto: ¿Donde estarás? …¿Qué estarás haciendo?.... no tengo como contestarme, quiero que el día se termine…siento que te extraño, me siento extraño… todo es tan exacto, tan aburrido, en esta cárcel de silencio siento que amo y a la vez que odio esta soledad…susurro tu nombre y en la noche pierdo la mirada, una vez más.

19 de diciembre de 2010

Preguntas indeseadas, respuestas contenidas

Mientras tomaba un café el viernes por la noche, una amiga me preguntó: …. ¿en qué te inspiras? …sonreí y dije en mi interior: ¡en ti, estoy seguro que no!... ¡yo que sé!... ¡qué pregunta para más tonta!
Hace poco un amigo, después de reírnos y hablar sobre el vino y las noches, me preguntó: ¿A qué le escribes? ….y no quedándose conforme preguntó una vez más: ¿A quién le escribes?.... lo miré tranquilo y en mi interior le contesté: Le escribo a aquello que me hace ser diferente al resto.
El otro día un conocido, no muy amigo, me preguntó sin rodeos: ¿Lo que escribes es real? …. Sonreí sorprendido, y le respondí sin voz: si te ha hecho sentir algo lo que acabas de leer, sea nostalgia, alegría, cólera, tristeza, felicidad…si te ha hecho sentir algo, ya es real.
Hace dos tardes me preguntaron: ¿Te gustaría publicar lo que escribes?... aparenté una sonrisa y le contesté en mi interior: ¿Acaso a un padre no le gustaría ver correr a su hijo?... y completé mi respuesta silenciosa: ¿Eres tonto?... a todos los que escribimos de corazón nos encantaría la oportunidad de publicar un libro.
Anoche una señorita (creo) me preguntó: ¿Lo que has escrito te ha pasado a ti?... le contesté en silencio, tan sólo sonriendo, sin decir ninguna palabra: ¡Qué te importa! …. ¿Tanto te interesa mi vida privada?
Ayer una amiga interrumpió el silencio para preguntarme: … ¿Qué le dirías al mundo?...guardé silencio y en silencio contesté: ¡Al mundo le diría que se termine de ir a la mierda!...y luego me pregunté en silencio también: ¿Algún día podre hablarle a todo el mundo?
…. Hoy, hasta el momento, no he recibido ninguna pregunta indeseada de este tipo,…hasta el momento no tengo ninguna respuesta contenida,….y es extraño pero me siento raramente feliz.

24 de noviembre de 2010

Chica de la sonrisa linda

Siempre agradeceré a Dios por haber estado al lado de alguien como tú. Siempre me preguntan si lo que escribo es real…nunca contesto esa pregunta, pero hoy me adelantaré y te responderé a ti y a quien pregunte: Este escrito es para ti,...si para ti…este escrito es de verdad.
Hoy que ha pasado tanto tiempo desde la última vez que te vi, hoy que ha pasado tanto tiempo desde que subiste a ese taxi,…hoy que ha pasado tanto tiempo desde aquella noche quiero decirte otra vez lo que te escribí en aquella carta que mi gente y tu gente leyó: Eres genial, una persona fantástica, una mujer buena, un regalito de Dios… es inevitable recordarte con cariño, es inevitable que los momentos felices sean los que queden después del tiempo, de la distancia, del silencio.
Siempre agradeceré a Dios por haber estado al lado de alguien como tú. Hoy que ha pasado tanto tiempo desde la última vez que te vi recuerdo en silencio todas las cosas maravillosas que me permitiste conocer, ¿Cómo no sonreír al recordarte? …Si tu sonrisa era mi felicidad, si tu voz mi paz... ¿Cómo no recordarte con cariño? Si al mirar tu fotografía, si al mirar nuestras fotos recuerdo que cambiaste mi vida, recuerdo que me dejaste conocer el amor, que me enseñaste a crecer, …aprendí a perdonar y a ser feliz gracias a ti chica de la sonrisa linda.
Yo te pido perdón por las cosas que te pudieron enojar de mí, yo ya perdoné todos tus errores… si alguna vez me equivoqué mientras caminábamos juntos fue sin intensión, sabes que siempre quise verte feliz a mi lado,…hoy sé que me amaste y mucho, por todo lo que me diste, por aquellas lágrimas, por aquellas locuras… yo también te amé y mucho… por todo lo que te di, por aquellas lágrimas, por aquellas locuras que hice… por eso siempre te recordaré con cariño, por todo lo que vivimos… hoy pesan más nuestros momentos felices y nuestras risas en esas noches, en esas madrugadas.
Siempre agradeceré a Dios por haber estado al lado de alguien como tú. Chica de la sonrisa linda. Espero estés bien donde quiera que estés…tú y los tuyos merecen lo mejor. Después del amor siempre cuesta levantarse, pero las heridas se cierran, quedan cicatrices, pero cuando acaba la oscuridad la luz es más resplandeciente…esa luz trae hacia mí el recuerdo tranquilo del gran amor que vivimos… eres genial, tu corazón vale un cielo.
Tengo que confesar que a veces en medio de nuestras canciones brindo por ti en silencio,…recuerda por favor siempre lo que día a día te dije: Vales demasiado, nunca estés triste…nada absolutamente nada, vale la pena…. Tú vales más.
Siempre agradeceré a Dios por todo lo que vivimos y descubrimos, como te escribí en aquella carta, eres fantástica… siempre te recordaré con cariño, siempre rezaré por ti y por los tuyos, porque no te suceda nada malo, por tu por felicidad, por tu tranquilidad… siempre daré gracias por haber estado al lado de alguien como tú chica de la sonrisa linda.

23 de noviembre de 2010

Hoy


Mientras tomo café pienso en Fernanda. La recuerdo corriendo sonriente por el jardín, con su pelito ensortijado al viento y sus ojos marrones tan parecidos a los tuyos…hoy ya no puedo correr tras ella y su figura delicada no se luce delante de mis ojos… ¿Qué será de Fernanda? … ¿ya habrá aprendido a escribir?… hace tanto tiempo que no sé de ella, ni de ti Luana.
Partieron en medio de reproches y esperanzas de algo mejor… mientras Fernanda me decía adiós con su mano pequeñita y se iba alejando de mi, sentí que estos ojos trasnochados se humedecían sin remedio… los días fueron insoportables, todo, absolutamente todo me recuerdan su ausencia: la ropita que olvidaron llevar, la camita vacía, la fotografía donde aparecemos sonrientes en la playa, el peinecito en la cómoda, las crayolas, aquel dibujo donde me retrataba con anteojos enormes, cabello rebelde, con una sonrisa de oreja a oreja a modo de una gran línea curva y ojos achinados … Luana y Fernanda se fueron y yo dejé de creer en mí mismo, en el futuro, dejé de creer en la vida, en el amor.
Mientras tomo un café pienso en Luana. La recuerdo elegante, con su cabello ensortijado, sus ojos penetrantes y marrones, su piel dorada, su corazón noble y solidario. La recuerdo caminando a mi lado bajo la lluvia, la recuerdo durmiendo en mi hombro, la recuerdo sonriente y cariñosa… siento que la extraño, que la extraño demasiado… me ha regalado lo más lindo del cielo, de la tierra, del universo,… juntos tuvimos a Fernanda que desde que llegó dio valor a mi vida confundida. Luana, quizá no leerás esta carta, pero escribiré que te extraño y secaré mis lágrimas de rabia pues nadie ocupará el lugar que siempre tendrás en mi vida; tú y nuestra Fernanda me hacen demasiada falta… muero por verlas, todos los días intento superarlo pero es imposible,… Fernandita lo es todo… me hace falta su vocecita, sus abrazos, su risa en la mañana, su mirada tierna en las noches antes de dormir. Trato de sobrevivir, de llevar este pesar en secreto, de sonreír y seguir…pero en el silencio pierdo la mirada en el vacío y en ese suspiro que llega pronto se va todo lo que quiero decirte a ti Luana, y también a ti Fernandita… soy un fantasma desde que no están.
Intenté llevar mi vida como mejor pude. Las noches de bohemia, el escribir, el vino, los libros, la música, los amigos, las amigas, las compañías nocturnas, las sábanas arrugadas, las madrugadas acaloradas, los amaneceres eternos… todo ese modo de vivir que más es un grito de auxilio que el disfrute de quien vive como quiere. Yo no quiero vivir así otra vez, yo quiero ser feliz junto a ti Luana y junto a ti Fernanda, ustedes me han enseñado a amar, me han regalado infinitos días dichosos, me han dado la felicidad para luego llevársela y castigarme con esta soledad que ahora me tortura…con esta soledad que me mata lentamente, esta soledad que ahora me hace recapacitar y pensar que no soy nada sino están… siento que debí darte la razón en todo lo que dijeras, siento que ningún motivo que ocasionó nuestras peleas valió la pena… cada noche pido perdón por esas discusiones tontas y la casa se me cae encima, el vacío es infinito… nunca imaginé que te llevarías a Fernanda, … ahora tengo de todo pero siento que no tengo absolutamente nada…ya ha pasado demasiado tiempo desde que partieron y yo morí en vida, te escribo todas las noches llorando y mirando nuestra fotografía donde aparecemos los tres sonrientes en la playa… nunca pensé que un día como hoy escribiría esto pero hoy es un buen momento, …y con el corazón destrozado quiero darte las gracias por enseñarme a amar de verdad, el amor eres tú,…y con la voz entrecortada por estas lágrimas de rabia y dolor decirte: cada día te amo más… Feliz Cumpleaños Fernandita.

20 de noviembre de 2010

Eso no se hace

Nunca entenderé porque tanto empeño en destrozar este corazón que te ha querido sin interés. Día a día descubro que cada cosa que decías eran simples mentiras…como un tonto creí en cada artimaña que pusiste frente a mí… día a día llegan a mis oídos y a mis ojos crudas realidades que el corazón no me dejó ver.

Propios y extraños saben que le mendigas amor a quien te besa de vez en cuando, propios y extraños saben que vas tras su atención a quien te toma sólo para jugar un rato… ¿Tan poco valoras tu piel? ¿Tan poco valoras tus besos? …yo te di mi vida entera, mi corazón, me olvidé de mi por ti…y tú te vas de mi lado por ir tras él… tiras al tacho mi amor y todo lo que hice por ti simplemente por ir mendigando atención… ¿acaso no ves que no siente nada por ti?... ¿acaso no ves que eres solo una aventura para él? … si todos lo ven,… ¿por qué mentiste tanto? ¿Por qué jugaste conmigo?...mantuviste todo en paralelo… ahora le escribes palabritas acarameladas: “bechito” por aquí, “bechito” por allá y frasecitas cariñosas delante de propios y extraños, ¿Por qué la humillación de exponer delante de todos que vives y mueres por él? ¿Por qué te importa tan poco lo que sienta yo?… ¿acaso no ves como me dejas ante los demás?...como el tonto que luchó por estar a tu lado, como el ingenuo que creyó todas tus mentiras, como el idiota que te perdonó todo sin que le dieras a cambio tu amor.

Eso no se hace, tú lo sabes bien.

Tú sabes lo que me dijiste y prometiste a mí…y a la vez le decías lo mismo a él.

Tú sabes las noches que pasamos juntos, tú sabes las palabras, las frases, las risas…. Y a la vez con él.

Eso no se hace, tú lo sabes bien.

Yo no entiendo porque lo hiciste, porque te fuiste sin decir nada, de la manera más injusta y baja, es increíble cómo te marchaste de mi vida: te fuiste sin dar la cara,… ni siquiera en persona fuiste capaz de decir adiós… pasamos juntos tantas cosas, tanto tiempo, vivimos tantos momentos…y mentiste tanto, jugaste a dos caras… no entiendo porque la humillación al lucirte con él, a bailar o a beber o a comer algo como para que todos los vean, como para que todos confirmen lo que ya se sabe… ¿por qué el descaro? ¿Por qué ese afán de humillarme? ¿Por qué si propios y extraños saben que hace horas nada más estuvimos juntos?… No entiendo, no entenderé.

Sabes bien que no encontrarás amor en él,…sabes que jugaste mal,… sabes que tu adiós fue bajo, cruel, descabellado e injusto… pero tú sabes lo que haces y lo que has hecho conmigo…. No voy a ponerte calificativos, ni a llegar a límites que nunca llegué… lo que hiciste no es de gente, te desearía el bien y la felicidad pero sé que no se va a cumplir, pues empezaste a buscar tu felicidad mintiendo y haciendo daño, provocando dolor a quien dio todo por ti y eso nunca resultará… pisoteaste un corazón, destrozaste una vida para ir mendigando amor….mentiste, te burlaste, me humillaste, jugaste a dos caras…

Eso no se hace, tú lo sabes bien.

18 de noviembre de 2010

A veces


-Así es querido amigo: se fue sin dar la cara, de la peor manera.
-Te lo dije desde hace tiempo Joaquín… te estaba tomando de tonto,…no entiendo de verdad como le volviste a creer, ¿Cuántas veces te dije que era de dos caras?... ¿cuántas veces te dije que aun tenía algo con otro tipo?... ¿cuántas? ¿Cuántas ah?
-Miles,…me lo dijiste un millón de veces creo… pero es que Carla era todo para mí...He sido un tonto… en fin, ahora a seguir para adelante…
-No te queda otra opción Joaquín,…al menos nos tienes a nosotros,…verdad, que es de la vida de Daniela, la prima de Carla…
-No nos hablamos para nada, no sé nada de ella…fuimos muy amigos, muy unidos, compartimos muchísimas cosas…pero todo se malogró porque el canalla de su enamorado habló tonterías sobre mí, se dedicó a desprestigiarme y esparció esas mentiras en Daniela, su familia…y bueno ellos le creyeron…cosas de la vida…
-¿Tú la querías mucho Joaquín?
-Claro…Daniela era muy importante para mí. Si hasta la defendía de lo que Carla decía de ella…que eran frases ofensivas, injustas y hasta crueles para Daniela… siempre la defendía…y mira y eso que eran primas…
-… ¿y por qué no te quedaste con ella?....también te lo dije Joaquín, pero nunca sigues mis consejos: Daniela era para ti…. ¡Y no Carla!
- Amigo… recién había acabado con Carla, y además toda la familia de ellas me veían como enamorado de Carla…lo de Daniela era imposible…
- ¿… y Daniela te quería?
- Si… aquellas noches que compartimos juntos sentí que éramos el uno para el otro, nos veíamos a escondidas…ella vive lejos, pero nunca fue impedimento para visitarla y quedarme hasta tardísimo… fueron noches mágicas… hasta me hizo prometer que nunca regresaría con Carla…y yo se lo prometí…
- Debiste cumplir esa promesa… tú y yo sabemos cómo es Carla,…no merece nada…
-No digas eso… Carla es una buena chica,….
-Bueno contigo no fue muy buena que digamos Joaquín…debiste cumplir lo que te hizo prometer Daniela…y debiste quedarte con ella… así sea a escondidas…Daniela es muy buena y además te quería…mira nada más lo que te hizo prometer…
-Sí, yo sentí que me quería… además tiene un corazón muy noble…
- Joaquín… ¿y qué tal besa Daniela?
-¡No te pases!….eso no te voy a contestar… muérete de la curiosidad
- Bueno… debiste quedarte con Daniela… ¿cuántas veces tuvieron ese romance?…
- En dos ocasiones amigo… una fue cuando Carla me había mentido, desaparecido y terminamos…ahí estuvimos juntos por primera vez Daniela y yo, fue una noche linda, ahí fue cuando me hizo prometer que no volviera con Daniela por todo el daño que ella me hacia…y otra fue dos meses después cuando Carla me volvió a mentir y terminó conmigo…la segunda vez fue también fueron días maravillosos juntos a Daniela…
-¿…y ahora no te hablas con Daniela? … ¿no sabes nada de ella?
- No, y la verdad no quiero tampoco…quien le manda a creer las idioteces que dijo el impresentable de su enamorado…
-Yo creo que Daniela se alejó de ti por despecho…porque preferiste quedarte con Carla...
- No creo amigo…
- Si Joaquín,…fue por despecho… se resintió, enojo y alejó al ver que tú preferiste a su prima…
- No creo…si ella ya estaba con el idiota con el que está hasta ahorita…
-Joaquín ellos empezaron rapidísimo… no habían pasado muchos días desde la última noche que tuviste con Daniela,…el hecho de empezar tan rápido también fue por despecho…
-No sé amigo, no sé…al final eso ya no viene al caso…
- Joaquín dime, ¿…y como se llevan Carla y Daniela ahora?
- …Muy bien, se toman fotos juntas,… a pesar de que Carla se ha burlado de ella por su apariencia física, a pesar de todas esas cosas malas…se llevan mucho mejor que antes…si se dicen hasta “hermana”, “hermana”
-¡…No te creo!!!...lo que es la vida…es que eso tiene el silencio… Así tenemos con Carlita y Danielita no…bueno es que Daniela siempre guardó eso que tuvo contigo… y todo lo que ustedes pasaron y vivieron juntos…en esas noches….
-…si seguramente…pero se llevan muy bien ahorita por lo que sé…
- …bueno… es que desde que Daniela te conoció siempre tuvieron cosas en común…a ti!
- …anda tonto…
- Joaquín pero si la misma Daniela te lo dijo: “me encantaste desde que aquel día que Carla te presentó….desde el día que te conocí”…
- bueno…eso es verdad….
-¡Debiste quedarte con la prima!...todo esto te pasa por no hacerme caso…
-….y dale con eso… ya pasó…. ¿Bueno pedimos un trago más?
- No…vámonos ya Joaquín…. Espera, voy a pagar…
-No, déjalo…pago yo…
…Mientras Joaquín va en el taxi rumbo a su casa: siente el frio de la madrugada…mira a través de la ventana la noche, piensa en Carla, piensa en Daniela…pone todo en una balanza…y siente que a veces es recomendable hacerle caso a los buenos amigos.

15 de noviembre de 2010

...y también es...


Escribir es ser libre. Es olvidarse del ego, es perder un poco la cordura…escribir es vengarse del pasado, es dibujar un futuro trágico o placentero…quizá es un intento por cambiar el presente o aguardar esperanzado unos días mejores…Escribir es relatar un dulce recuerdo que procura cerrar alguna herida y también es describir días terribles y dañinos…escribir es transmitir, es compartir en cada línea la miseria propia o ajena y también la grandeza del resto o de tu corazón.

Escribir es ser libre de ese recuerdo que te inunda los ojos, es odiar las preguntas que nunca puedes contestarte, escribir es ser libre y pintar momentos felices, de esos donde el alma parece que creciera. Escribir es dejar huir ese suspiro que nos corta las palabras, escribir es dejar caer esa lágrima que nadie pudo ver… es jugar a ser dueño de un mundo paralelo, quizá es ser como un dios pagano, un dios pecador que tiene en sus manos el futuro de las personas que viven en las líneas escritas, es poder decidir como inicia, crece y muere una historia, sea real o sea imaginaria, es tener un extraño y delicioso poder que te permite ser dueño de ese mundo misterioso, ser dueño del destino y de la historia que plasmamos.

Escribir es llorar cuando llega el silencio y te acompaña únicamente la noche y los pensamientos… es perderse en esa ausencia de ruido y también es volar feliz en el cielo de la imaginación…escribir es a veces hundirse en el pasado, en lo vivido… es embriagarse de un cielo nocturno y también encontrar paz en una tarde...es bailar con la distancia, es sentir tristeza...escribir también es intentar llenar de felicidad días grises y perdidos. Escribir es tararear algunos versos en una calle desierta, es escuchar el interior y aferrarse a algunas palabras…es querer que todo se convierta en nada.

Escribir es ser libre… es salir de aquella cárcel a la que nosotros mismos nos condenamos con la frialdad, con la indolencia,…es ser diferente al resto… es romper el vacío y dejar que las heridas sangren sin medida o también que las sonrisas dibujen el momento infinito… es denudar el alma y vestir el corazón.

Escribir es buscar una noble manera de decir lo que algunos callan,…es odiar la soledad y también a veces es adorar estar solo… es también burlarte un poco de lo vivido…es extrañar el amor, el odio, el desamor, el rencor…es aferrarse a lo que sentimos en la piel, es sangrar, es llorar, es besar, es abrazar…es dejar escapar el motivo que nos hace odiar o amar una canción… escribir es ser libre de todo lo que nos rodea, es la mejor proyección del corazón, del interior.

Escribir es dar vida y también es matar… escribir es morir…escribir es vivir…por ti, por mi.

23 de septiembre de 2010

Lee esta carta...

Dedicado a C.G.C.

Nos conocimos hace más de un año. Tú estabas en Recursos Humanos, yo en Abastecimiento… fue una mañana tibia cuando te vi por primera vez en ese estrecho corredor del tercer piso con tu blusa gris, tu cabello castaño (natural) y aquella sonrisa preciosa que cambió mi vida.

Al día siguiente me atreví a saludarte, sonreíste y me saludaste muy cordial… en la computadora vi algunas fotografías donde aparecías y hoy, en esta carta, debo confesar que dediqué mucho tiempo a conseguir furtivamente tu correo electrónico…De la manera más increíble habías generado en mí un encanto que día a día se hizo más fuerte. Supe de la manera más dura que tu corazón ya tenía dueño y que pasabas ciertos malos momentos por todo aquello… pero tan grande había sido el encantamiento que decidí, sin dudar, dejar de lado mi vida cómoda y sólida, dejar todo, absolutamente todo para luchar y lograr que te enamoraras de mí (aunque sea un poco).

Hice de todo para lograr que te fijaras en mí aunque sea un poco y dejar de ser solo un conocido tuyo… en todas esas semanas de lucha y esfuerzo disfruté gratos momentos pero también ratos dolorosos, pero de esos malos ratos no voy a escribir,… recuerdo bien que cada mañana vivía pendiente que pasaras por la oficina, solo para verte,… tú sonreías, me saludabas, usabas el teléfono (y dentro de mí me preguntaba apenado ¿a quien llama?)… salías, sonreías, agradecías y te ibas… y yo quedaba atontado, encantado, maravillado por esos momentitos en que tus pasos iban cerca a mí. Día a día conversábamos más, se hizo demasiado evidente que vivía fascinado contigo. Nuestra confianza fue creciendo y la Institución entera ya sabía que yo moría por ti.

Nunca olvidaré la mañana en que tomé tu mano y la besé, tú te sorprendiste tanto que miraste a todos lados mientras yo acercaba mis labios a tu mano blanca (siempre con uñas maravillosamente decoradas…muy fashion)…yo sentí que había hecho lo correcto, aunque sinceramente confieso que lo hice, porque ya no quería solamente besar tu mejilla y porque no pude contener las ganas de besar tu mano sin importar quién me viera, sencillamente fue espontáneo, inevitable y genial. Logré salir contigo, cada vez un poco más frecuente, cada vez con más confianza, sin mucho límite de tiempo… conversábamos tanto, dué mi número telefónico con el tuyo y noche a noche me iba enamorando más de ti con cada conversación…hasta que un buen día me atreví a conocer tus labios y logré robarte un beso en la esquina de tu casa después que nos asaltaron…nunca olvidaré ese día, a pesar que regresé a casa sin dinero y sin celular regresé feliz, exageradamente feliz …pues esos besos bajo aquel árbol cerca a tu casa hicieron que te robaras todo mi corazón.

Luego vinieron muchas cosas negativas que prefiero no recordar en esta carta… Cierto sábado fuimos a comer ceviche, con tu amiga pequeñita, y durante la tarde nos conocimos muchísimo más, yo sentí que me habías dejado conocer la gloria….luego vinieron otra vez cosas que nunca entendí….pero en fin…lo que importa es que ya no había duda alguna, estaba locamente enamorado de ti, chica de la sonrisa linda.

El diez de Octubre, hace casi ya un año empezó nuestra relación, esa noche fui extremadamente feliz,…cómo no recordar esa noche en que por fin después de muchos días y semanas enteras de malos ratos había logrado tomarte de la mano y ser tu enamorado. Aquella noche del diez de Octubre tenía ganas de gritarle al mundo entero que era el hombre más feliz del planeta. Días después llegó mi cumpleaños, iban pasando las semanas y chica de la sonrisa linda, ese sentimiento se hacía cada vez más fuerte.

Hubieron muchas cosas que nunca entenderé y confieso que me duelen recordar, ….pero lo que siempre estuvo primero fue todo lo que mi corazón dictaba, y mi corazón tenia tu nombre tatuado…por eso día a día intentaba demostrarte con hechos que tú eras todo para mí,… recuerdo cuando te escribí la primera carta, nuestros aniversarios, los peluchitos, cuando te llevé flores al Real Plaza, cuando te hacia escuchar canciones, cuando te escribía poemitas, mensajes al celular, recuerdo cuando te animaba ante cualquier dilema, ante cualquier reto,…cuando te cuidaba y vivía preocupado porque no te pasara nada malo ni te arriesgues a cosas negativas…aprendí que el amor es cotidiano.

Semanas después llegó Navidad,…y luego nuestro año nuevo,….aquel que celebramos en la playa con tus amigas y amigos,…tú con tu vestidito playero,…yo con mi short negro y mi polo naranja… amándote más cada vez que sonreías.

En el verano vivía encantado con tu bronceado, pasamos tantas cosas que no escribiré pero que recuerdo y estoy seguro tú también. Quizá nunca puedas hacerte una idea, yo tampoco puedo, que mida el gran amor sobre el inmenso amor que me hiciste sentir. Recuerdo las noches en que tu Pupita (tu mascota pequeñita) o tu gatita nos acompañaban mientras conversábamos en la vereda de tu casa…o cuando ibas a saludar a la perrita de enfrente que siempre era muy cariñosa…. y también en aquellas noches donde, para evitar los zancudos, platicábamos en la sala, a veces nos olvidábamos del reloj, casi siempre….pero es que contigo el tiempo nunca importó.

Nuestro 14 de Febrero fue maravilloso, bueno en sí todo el verano, todos los meses…. nuestras risas, tus bromas… tus apoditos cariñosos…nuestras conversaciones,….también nuestras peleítas y claro las reconciliaciones… las locuras que hicimos juntos, tus celos, los míos… tu risa, mis ojos, tu cabello, mis orejitas, tu voz, mi silencio…tanto amor.

Pasamos tantas cosas…cosas maravillosas, cosas complicadas también… sabes bien que siempre valoré y respeté a tú familia…tu mami fue siempre muy amable, luego se enojó conmigo, yo no lo entendí…pero eso no cambia ni el respeto ni la consideración que siempre le tuve y le tendré….tú y yo sabemos cómo en realidad fueron las cosas. Con tu padre también pude tener buena relación, siempre lo respeté y toda esa consideración nunca se perderá pues hasta en los momentos más complicados, él mantuvo una posición, mantuvo una opinión que siempre agradeceré. Tú hermano, tus primas y quizá tus tías también se enojaron, pero ese rechazo o ese enojo fue gratuito e injusto y lo sabes… a ellos siempre los respeté y valoré… y a ti, chica de la risa linda, te cuide, te respeté, te perdoné y amé con todas mis fuerzas… como te escribí líneas arriba, tú y yo sabemos cómo en realidad fueron las cosas.

No entiendo porque después de todo lo que hiciste por lo nuestro, después de todo lo que hice por lo nuestro, después de la vida que planeamos juntos…te fuiste alejando hora tras hora, día tras día, hasta acabar nuestra historia, hasta ponerle punto final. Debo confesar que nunca entendí, que nunca supe tus verdaderos motivos….pero no,… esta carta no quiero escribir sobre cosas dolorosas… te cuento que a veces cuando mi teléfono suena y el número es desconocido tengo la sensación de que tal vez eres tú,…pero no,… contesto y cuelgan,…. Y curiosamente esas llamadas desconocidas se han vuelto muy frecuentes y a cualquier hora, pero cada vez que contesto cuelgan… en fin… hoy pasé por donde esta dibujado aquel enanito de blancanieves que decías se parecía a mi…, si, en san Juan…en ese lugar donde conversábamos y nos burlábamos de la gente y éramos felices…, y sonreí en silencio cuando recordé tu risa a carcajadas, … también recordé cuando me tomabas de las “orejitas” o cuando utilizabas tus frasecitas memorables… que estoy seguro las has de recordar también. Y ya ni que decir con tus palabritas cotidianamente graciosas: uy suaveee, listooooooo… miiiiilllllll…. Treceee…… ay bien QUE! eres DI!!....plim, plim…etc. etc. Etc.

Esta carta ha podido ser enorme, mucho más enorme, pues hablar de ti, de mí, de lo nuestro, parecería infinito y mencionar todas las cosas maravillosas que pasamos haría un escrito enorme… No sé donde estés ni quien esté a tu lado, …no sé qué será de tu vida….pero te escribo esta carta en esta madrugada fría con la ilusión de que algún día la leas, con la esperanza y las ganas de que estés bien…. de que te cuides de todo ese mundo que te hace daño, de que ya no pelees con tu familia (recuerdo que siempre te decía eso) ….escribo esta carta, ojalá la puedas leer, para decirte que a pesar de tus errores y de los míos, con tu sonrisa despertaste un inmenso amor, con esa sonrisa que cambió mi vida, …a pesar de ser seres diferentes supimos reírnos del mundo y ser felices…hay miles de cosas que nunca entenderé y que a veces parecen que siempre dolerán…pero chica de la sonrisa linda desde aquella mañana en que te vi por primera vez sospeché que mis días girarían en torno a ti y así fue, …desde aquella mañana supe que cambiarías mi vida,…y lo hiciste… con todas nuestras cosas buenas me enseñaste a amar, ¿sabías?...me enseñaste a perdonar…me enseñaste a dar todo de mi,…me enseñaste a que cuando se ama, más importa la otra persona que uno mismo… me enseñaste a vivir, me enseñaste a olvidarme de mí.

Cuídate mucho, ….Espero nunca te suceda nada malo y que al leer esta carta estés bien, siempre desearé que sea así… mereces lo mejor del mundo… Eres un ser maravilloso.

Besototototes…grandototototes, …Chaufita.

24 de agosto de 2010

No pensar en eso...


Mientras Bruno hace esfuerzos para no pensar en eso,... Natalia intenta seguir con su nueva vida: ahora ya son tres, no solamente ella, no solamente Juan, sino también quien acaba de llegar a este mundo. Bruno sabe mejor que nadie que no hay espacio para una cuarta persona en todo eso que parece perfecto, la vida trazó ese destino y Natalia lo quiso así,…ella y las circunstancias parece acordaron escribir una historia: Natalia, Juan y la pequeña.

Ahora ya todo parece estar enrumbado, sin embargo inevitablemente Bruno de vez en cuando deja que su mente se ocupe de Natalia, siente que la extraña (y mucho), pero no podría ocasionarle ningún mal ni tampoco interrumpir o entrometerse en todo aquello que parece tan perfecto y tan correcto ante los ojos ajenos, por eso prefiere la distancia: en esa lejanía Natalia sigue siendo casi perfecta, la amiga cómplice, la mujer con rostro de niña que acomodó tantas madrugadas con su compañía, con su dormitar, con su respiración cerca, con su cuerpo ya de mujer ...Natalia también lo extraña secretamente, sabe que aunque Juan parezca perfecto para la realidad que le ha tocado vivir, él nunca podrá tener un pizca del corazón de Bruno, del talento, de esa manera única de ver la vida, de ver el amor, de ver la amistad, no hay duda que son absolutamente distintos, quizá para bien, quizá para mal...pero prefiere no pensar en eso, todo esos sentimientos, toda esa nostalgia disfrazada de recuerdo, todos esos pensamientos quedan en un cuarto o quinto plano: ahora su vida gira entorno a Juan y de ese nuevo ser que ha acomodado su existencia... es mejor así, es lo correcto, es lo que tiene que ser.

Bruno sigue pintando con la misma pasión, siempre en su mundo: en su perturbado, confundido, bohemio pero auténtico mundo... Natalia ha dejado la bohemia de lado, el arte y las cosas que la hacían diferente al resto de mujeres de su edad, todas esas cosas geniales ya no forman más parte de su vida, quizá duermen en su corazón o han quedado guardadas en algún rincón de su alma... A pesar de recordar secretamente los viajes junto a Bruno, las fotografías juntos, las noches tiernas en donde vieron juntos el amanecer, esa intimidad dulce, todas las locuras maravillosas que vivió con su amigo, con su cómplice …decide no darle mucho espacio en su mente y procura alejar todos esos recuerdos, más ahora que todo parece perfecto, correcto y encaminado,…. pero hoy como casi todas las noches Bruno vuelve a hacer memoria, recuerda la última noche que tuvo a Natalia entre sus sábanas, el último día que la tuvo entre sus brazos, mira su calendario, comprueba que hay fechas que coinciden peligrosamente,…Natalia se apodera de su mente y otra vez una duda perturba las noches (a veces infinitas) de Bruno:… ¿y si quien acaba de llegar al mundo no tiene ni un rasgo de Juan?... ¿y si adora pintar como yo? ¿Y si quien acaba de nacer ha heredado mi talento?... ¿y si quien acaba de llegar no viene de donde todos creen? ¿Y si la pequeña no es ajena sino mía?... Bruno camina por su habitación como un león enjaulado, toma mucho café y todas estas preguntas martillan su cabeza…mira de reojo su calendario, luego pierde la mirada en el techo, después mira el vacío de su habitación y busca entre el desorden de sus papeles la pequeña nota que Natalia le escribió cierta noche respondiéndole sobre la duda que le quita el sueño: " No es así Bruno, no es, tranquilo, no es así”…Entonces Bruno apoya su cabeza en la almohada, cierra los ojos, busca dormir e intenta inútilmente no pensar en eso.

19 de febrero de 2010

Mucho más

Te he escrito pocas veces, te he abrazado muchas más… y hoy que sé que estás un poquito lejos quería agradecerte de corazón… por tantos momentos juntos, momentos que hoy me hacen falta.

Te he escrito pocas veces, te he extrañado muchas más, imposible es hacer como si no pasara nada, imposible es seguir con mi vida si no tengo tu saludo al regresar, si no tengo tu beso en la frente antes de dormir. Hace bastante tiempo me decías “campeón”, pues te cuento que campeoné y no estuviste para celebrar conmigo, pero te traje la foto de recuerdo y sonreíste orgulloso, yo te miré como quien mira al cielo, hoy te confieso que quise que gritaras mis goles o que al menos los vieras de lejos, pero sé que no hubo tiempo y que la vida suele ser así. Siempre me decías: si algún día tienes un hijo tómalo como un regalo de Dios sin importar la circunstancia, se valiente y sigue adelante,… mientras yo te escuchaba y abrazaba tu barriga no tan grande,… me decías que si algún día me dan ganas de llorar, que llore sin miedo,… que viviera el día de hoy como si fuera el último… gracias por eso…por enseñarme tantas cosas buenas, gracias donarme el vicio del café y del fútbol, por nunca enseñarme a fumar ni por acercarme una cerveza…por enseñarme que todo exceso es malo, gracias por abrazarme tanto, aunque me acostumbraste a mal…gracias por enseñarme a jugar fútbol cuando tenia nueve años, por perdernos comprando música, por aquella cebada helada a mediodía, por los partidos fabulos de play station, gracias por aquel regalo de navidad que no olvido papá,…te he escrito pocas veces, te he abrazado y te he extrañado muchas, muchísimas más,…y hoy quería recordarte que siempre me vas a hacer falta, que eres demasiado importante para mí y así la vida nos este separando cada día recuerda que cada vez que se preste la ocasión te abrazaré mucho más que ayer, por ti, por mi, por los dos.


A Manuel Cabrejos Tarrillo, mi padre, mi amigo.

6 de febrero de 2010

A ti

Cada mañana escuchaba las conocidas palabras, te miraba, sacudías mi cabeza, me animabas a despertarte y te daba un beso en la frente porque eres y siempre serás lo mejor, a muy pero muy pocas personas beso en la frente y eso tú me lo enseñaste, como tantas cosas, como tantas cosas.
Hoy no dormí, no pude por la herida que llevo... te escuché llegar de madrugada, venias de la clínica y noté esa lágrima escondida. Yo también tengo una lágrima guardada, por un montón de cosas que ni imaginas... por eso te abracé tan fuerte al verte llegar, cuando ya amanecía te escuché llorar desesperada, angustiada, llena de miedo y el corazón se me volvió a romper, mucho más. Tenemos tanto miedo de que se vaya, tenemos tanto sufrimiento, tanta angustia, ...te necesito a ti también y sé que necesitas un abrazo mio, muchos... como el de hoy, ...te entiendo, ¿cómo no entenderte? si te fueras yo moriría, a mi también me daria pavor perder a alguien tan importante, ... sabes, hoy senti que me moría cuando lloraste de ese modo y no pude hacer nada, yo también estoy muriendome de a pocos... eres un regalo de Dios, el mejor regalo...siempre me pides que rece y hoy rezo por todos nosotros, por mi abuelo, por ti...te estoy obedeciendo para que no reniegues y para darte más besos en la frente, ...ya no llores, por favor, ya no llores... te entiendo, ¿cómo no entenderte?...por eso no quiero perderte nunca, porque con todas tus cosas, con todas mis cosas, no existe amor más grande que el siento por ti.

A Rosa Cecilia Ucañay Navarrette, mi madre, la mujer más buena del mundo.

3 de enero de 2010

Hoy es el momento


Cuando recibí la noticia que ella llegaría, tuve una extraña sensación en mi interior… a pesar de que ha pasado bastante tiempo, no sé todavía describirla del todo bien. Hoy es un buen día para escribir, un buen momento para decir aquellas cosas que tal vez no se suelen decir muy a menudo. Un buen momento dentro de todo este silencio para pensar en tu risita inocente y recordarte ya corriendo por los pasillos,...con tus bracitos robustos y tus ojos achinados, tu cabello negro lacio, tu voz delicadísima…ahora llegas apurada a abrazarme… yo veo tu frentecita asomarse a la puerta… tú toda traviesa, yo tan encantado,… hoy es un buen momento para girar a contemplarte por algunos instantes, sólo algunos instantes bastan para sonreír al notar, al comprobar que eres tan distinta a todo lo conocido, a todo el mundo… hoy es un buen momento para mirar tus fotografías y recordar aquellos días en que ni dar un pequeño paso podías, con tu cuerpecito que parecía hecho de un mágico algodón, tus piecitos redonditos y tus manos pequeñísimas… hoy ya corres toda apuradita, me haces hasta cosquillas… Hoy es un buen día para recordarte que eres un regalo de Dios, y agradezco siempre por eso…hoy es el momento, siempre es preciso, recordarte que nunca pensé tener una sobrinita en segundo grado tan importante en mi vida,… Hoy es un buen momento para abrazarte, tomarte en brazos y decirte gracias por llegar a iluminar estos días, por hacer con tu risa todo más sencillo, yo prometo cuidarte siempre,…Cuando recibí la noticia que llegarías tuve una extraña sensación en mi interior que ahora se ha convertido en esa luz que siempre se necesita… hoy te prometería quererte igual toda la vida, pero sería una promesa que no cumpliría Almendrita, porque sé que igual no te puedo querer,… sino un poco más, mucho más cada día.

28 de diciembre de 2009

Quiero agradecerte porque sé que hoy a pesar de no ser un buen momento estás a mi lado, porque sé que aunque te he fallado, con tu nacimiento me recuerdas que siempre te has preocupado por mi... perdóname por herirte, por todo... te ofrezco ser mejor, siempre intentar serlo... ayúdame por favor...sabes bien que solo no puedo. Amén.

14 de junio de 2009

Todo lo que me ha tocado vivir


Siendo más de las dos de la madrugada, pienso en todas aquellas cosas que me ha tocado vivir… hay tantas palabras mal dichas, mal escuchadas, tantas palabras que me hubieran gustado pronunciar… la vida ha cambiado, yo sigo igual… y esto provoca en mí una rara sensación de desubicación, lamentablemente me duelen un poco más algunas cosas que otros pasan por alto, lamentablemente sigo siendo igual de ingenuo, por más que me de aires de saberlo todo o me jacte de conocer bien las artes amatorias y las artimañas de lo cotidiano, me siguen tomando el pelo y hago el papel de tonto más veces de lo que debiera. Si, lo acepto, soy un tonto, un tipo distraído que va cantando por las calles y que le presta demasiada atención a lo dicho por las personas que son importantes.

Siendo más de las dos de la madrugada, recuerdo con cierto cargo de conciencia las palabras mal dichas: esos desaires, frases insalvables o crueles que han salido de mí hacia personas sin culpa alguna, hacia gente buena que algún día tuvo la mala suerte de cruzarse conmigo… les pido perdón aunque de nada sirve, porque no lo escucharan, porque no les importará, porque fui un idiota que no supo valorar a las personas que fueron buenas conmigo… solo Dios sabe donde estén, y así caminen lejos de mi, quiero desde estas palabras perturbadas decirles que las valoro demasiado, muchísimo más que antes cuando era un niño que no sabia nada de la vida…personas de bien, gente buena: ahora que lamentablemente ya no están, deben saber que me hacen falta y ya estando más crecido y golpeado, las recuerdo con cariño, pues al alejarse de mi, me enseñaron que de vez en cuando es bueno tomar distancia de seres como el que un día, hace ya bastante tiempo, fui.

Nunca podré, para desgracia mía, olvidar lo que mis oídos captaron de ustedes, personas importantes. Lo he intentado tantas veces, hasta el cansancio, pero está en mi naturaleza, vino conmigo a este mundo y siento que he perdido no sólo la batalla sino la guerra completa con el resentimiento, si notan algo raro en mí seguramente es eso, el dolor de algo que pudieron decir o hacer sin intención de lastimarme; las palabras mal escuchadas forman en mi una especie de cruz enorme y pesadísima que yo mismo pongo sobre mis hombros; me gusta pensar que cuando ustedes las pronunciaron fue con la mejor intención posible, pero aun así me dolieron, aun así provocaron una herida profunda en mi endeble corazón y por eso y porque soy un tonto, no he podido olvidar, perdonar y aprovechar. Lo siento planeta tierra, pero soy así… no quisiera serlo, lo digo con la mayor franqueza,… no conozco a nadie que tenga esta desdicha de recordar con resentimiento, no con rencor, cosas que los días, semanas, meses y años han empolvado…a ustedes no les pido perdón, no les he hecho nada… si alguien me tiene que perdonar seguramente soy yo mismo, porque el daño me lo hago yo, pero sinceramente no me provoca pedirme perdón. (Quizá por estar resentido conmigo mismo).

No sé si algún día pueda pronunciar las palabras que debí haber dejado nacer, no sé si la vida sea otra vez tan generosa como para tener a esas personas delante mío una vez más y decir todas aquellas cosas que tenía en el corazón… prometo hacerlo si se da a oportunidad, …quedarme callado, por miedo, por falta de valor, es tal vez lo peor... sabiendo que decir, sintiendo cada palabra en el pecho y dejar que el silencio ocupe segundos que tal vez nunca más regresarán es sin duda una gran torpeza…ahora pienso en todas aquellas cosas que me han tocado vivir, habiendo estado en la gloria y en la desgracia, habiendome tocado ser una sufrida victima y un vil villano, ser un poderoso dios y ser un triste demonio…hoy, a pesar de sentirme una especie en extinción, siendo casi las tres de la madrugada, tengo que agradecer cada momento doloroso y placentero, cada beso y cada desprecio, cada palabra mal dicha, mal escuchada y mal callada, agradecer a la gente que perdí, que gané, que recuperé…pues todo, absolutamente todo lo que ha tocado vivir, me ha hecho ser asi como soy...me ha permitido escribir, hoy sábado por la noche casi a las tres, …y escribiendo aquí, con una taza con café muy cerca de mí, vistiendo con polera y pantalones cortos en pleno invierno, debo de confesar que me siento extrañamente feliz.

13 de mayo de 2009

Después del café


En este rincón, por la noche, sigo sin saber si mudarme de planeta o quedarme a sobrevivir en este en el que ausente habitas… en esta esquina, mientras ciertas señoras me miran con agrado, pido otro café y en la misma mesa donde las palabras crecían sin medida, sigo sin saber si de verdad te fuiste o te quedaste para siempre.

El noticiero parece repetido, miro las caderas de la mesera,…en estos momentos me regañarías, sonrío a solas, como si estuviera loco, bebo un sorbo de café y me doy cuenta que puedo hacer lo que quiera,… lo triste es no saber que hacer o simplemente no querer hacer nada. Pido otro café, es el tercero,… planeo donde ir después, no logro establecer idea alguna,… quizá a caminar como siempre, quizá a sentarme en la banqueta vieja y malgastada para mirar como la noche avanza, hundir mi mentón en la bufanda negra y pensar en el momento en que todo se fue a la mierda.

En este rincón ya no puedo estar y me doy cuenta que no queda más que quedarme en este planeta (por más que a veces no lo quiera)… pago la cuenta y salgo raudo de esas cuatro acogedoras paredes,… mientras hundo las manos en los bolsillos y voy por una callecita aparecen nuestros pasos felices, tu delgadez dibujada en esa oscuridad, …entro a un casino (en este momento también me hubieras regañado) …juego poco, salgo y busco entre estas calles ese parquecito que tantas veces me ha soportado,…me doy cuenta que conozco a tantas personas, pero que me conocen tan pocas… que en realidad no cuento con nadie excepto con tu recuerdo, …descanso (sin estar cansado) en la vieja banqueta, miro el cielo y aun sigo viendo la estrella que aquella noche me regalaste, cruzo mis brazos y hundo mi mentón en la bufanda negra como abrigándome, extraño que tú lo hagas,… no veo a nadie, no hay nadie, estoy solo en este malgastado parque, …pienso en ti y no, no estoy solo, estas tú.

4 de mayo de 2009

… no sé beber, no sé bailar, nunca aprendí a cantar,… no sé ahorrar, no sé planchar ni lavar,… nunca aprendí a limpiar del todo bien, duermo mucho, no sé inglés, soy desordenado, indisciplinado, no me gusta estudiar, soy adicto a la coca-cola, al arroz chaufa, a los chocolates, no sé de moda, no me peino, no soy guapo, tal vez ni interesante…no sé conducir, soy adicto al café,… nunca aprendí a olvidar, …no veo a mi mejor amigo, mi mejor amiga me ignora, me siento triste, me siento solo… no sé a donde ir, no sé vivir, tal vez ni escribir… quizá no sé soñar...

28 de abril de 2009

Prefiero imaginarte


¿Qué motivan estas líneas? ….tal vez esos ojos lejanos, tal vez la sonrisa tranquila, inocente y distinta a esta noche, quizá sea eso, quizá el cabello alumbrado por el sol que nunca podré acariciar …o el sueño caprichoso que vence la distancia... yo no sé lo que será, ...confieso que a veces no me importa... prefiero contemplarla, feliz y serena, enamorada y distante... pensarla al otro lado del mar, imaginarla caminar o ir entre saltos de nube en nube en ese cielo que ella conoce, que yo a veces conozco... cantar alguna balada y escribir sobre aquellas cosas que nadie entiende, que nadie ve, que nadie siente… prefiero sólo mirar sus fotos, ver sus ojos, los colores que me regala… la emoción que trasmite… ella es libre, diferente, sensible… deja caer una lágrima tras un dolor, deja huir una sonrisa tras esa ilusión que anima a vivir… mis ojos no la verán, pero mi mente la dibujará cuando el silencio traiga su recuerdo distante, borroso, precioso y seré otra vez feliz…luego ya en la noche frente a la oscuridad quiero imaginarla soñando con cada paso, sintiendo con cada noche, viviendo…amando, siendo feliz con los brazos abiertos frente al mar, a ese mar que existe entre nosotros, …no me queda más que seguir leyendo su corazón, seguir viviendo sus fotos, …imaginarla sin más….y empezar a escribir, para ti, para mi…para nadie más… Ojalá en el mundo se amara más como tú, ojalá.

15 de abril de 2009

Quince de Abril

Cuando eras pequeña (un poco más pequeña porque sinceramente no creciste mucho) te veíamos como una muñequita de porcelana,… cada vestido, cada peinado, aquella bisutería…todo era como para una pequeña princesa,…tenias unas mejillas enormes, y tu cabello como hasta ahora era fino y delicado. Fuiste traviesísima: recuerdo que arruinaste muchas cosas, entre ellas mis cuadernos, mis libros y varias paredes de la casa…llegamos a sospechar que serías pintora, pero no, lo tuyo era el baile… a los cuatro años ya bailabas con mucha destreza marinera, años después conociste el festejo y luego creo que hasta bailaste danzas modernas… hubieron épocas difíciles, en los cuales nuestras diferencias nos hicieron pelear, tal vez porque el sarcasmo que me hace admirarte, quizá por mi irreverencia que te saca de quicio…¿pero quien no pelea en esta vida?...¡vaya que hemos peleado!, como creo que es normal, pero también hemos reído a carcajadas y eso si es lo que vale la pena recordar… te acuerdas cuando jugábamos a la lucha libre, siempre salías vencedora, o cuando íbamos a la playa a construir precarios castillos de arena y a correr por la orilla,…yo lo recuerdo como si fuera ayer y tu nombre se graba en el silencio de estas letras.

Prefiero no recordar cuando fui testigo de uno de tus besos con aquel enamoradillo, el pecho se me estrujó por algunos minutos, pero me hice el disimulado y decidí hacer como si no te hubiera visto…hacerse el tonto en estos casos creo que es lo mejor… ahí entendí que habías crecido y que ya no jugaríamos a la lucha libre ni que correríamos por la orilla como años atrás, ni que tampoco te vestiríamos, papá, mamá y yo, como muñequita de porcelana…ahí descubrí, con el corazón medio estrujado por esos pequeños celos, que ya eras grande.

Hoy después de que soples esas velitas, después de que todo mundo te salude, de que abras los regalos (espero que el mío te guste más que ninguno) yo me quedaré pensando en ti, en que pronto llegará el día en que te alejarás siguiendo a la vida, espero que como dice el maestro Sabina: no te vendan amor sin espinas,…me da pena, sabias….pero que puedo hacer, la vida es así, y descubro nuevamente que Dios ha sido muy bueno con nosotros, pues así nos hagas renegar con tus cosas, siempre te consideraremos como el regalo más lindo de nuestras vidas,… quiero que la felicidad siempre te acompañe, que Diosito te cuide, si por alguien rezo es por ti hermana,… porque para mi siempre serás la muñequita con la que jugaba a la lucha libre, la princesita de porcelana que es distinta al resto de la gente, aquella que baila lindo cualquier ritmo y que siempre me recomienda buenas canciones, … Feliz Cumpleaños Ana Paula, te amo como nunca voy a amar a una mujer, eres lo más lindo que nos ha sucedido, a mamá, a papá, a mí,…al mundo.

14 de abril de 2009

Hace doce años


A ritmo de salsa te conocí… en abril, recuerdo… tu cintura pequeñita y esos ojos color café enormes y vivarachos me cautivaron mientras recordaba que debí dedicarle más tiempo a aprender a bailar… casi a medianoche, recuerdo bien… pude escabullirme entre cierta multitud y armándome de valor te invité a bailar... me miraste y sonreíste, tus amigas y amigos me miraron y no sonrieron…pero me diste la mano y yo en un acto osado (soportando las miradas fulminantes) te aleje de tus amigos, de esa mesa,…busqué un lugarcito donde la gente no estorbe, …empezaste bailando despacio, como teniéndome compasión, yo hacia el esfuerzo por no pisarte mientras tus ojos me ponían un tanto nervioso… acercándome a tu oído y hablando fuerte me animé a saber tu nombre, ¿Cómo te llamas? …- Lorena – me contestaste y volviste a sonreír, mientras seguías bailando despacio, como para ir a mi ritmo…yo te lo agradecía en silencio,… preguntaste mi nombre, te contesté y diste una vuelta a mitad de la canción…yo seguía embobado con tus ojos… al final de la canción nos abrazamos sutilmente, creo que los dos terminamos sorprendidos de ese ataque de ternura… fuimos a tomar algo a la barra,… -tus amigos me han de querer matar- te dije mientras acomodabas tu cabello… - no pasa nada- me tranquilizaste y empezamos a conversar sobre la canción que sonaba: “ amor, se pareció tanto a ti,…” nos reíamos de cada frase y yo me hacia el gracioso para descubrir esa luz de tu sonrisa mientras el ron con coca-cola se iba terminando. Giraste a buscar con la mirada a quienes habían venido contigo y no pudiste encontrarlos: - Creo que ya se fueron, me han dejado – me dijiste y sonreíste burlándote de la supuesta preocupación que debe ocasionar esa situación… me encantó que te quedes conmigo Lorena, me acerqué a tu oído para decirte “gracias” y rozamos nuestras mejillas…tu piel suave me dominó, miraste mis labios, yo miré los tuyos… y nos besamos despacio, muy tierno… nos volvimos a abrazar y susurrando al oído me dijiste: - ¿qué pensarás de mi? - … yo sonreí, no sabía hacer otra cosa en ese momento, y nos volvimos a besar, despacio otra vez, muy tierno… y al oído te pregunté esta vez: no me digas lo que piensas de mi, por favor… soltaste una pequeña carcajada y mientras acariciabas mi desordenado cabello antes de volver a sonreír me contestaste: de ti pienso que eres maravilloso y que besas lindo… me sonrojaste, sonreíste otra vez al verme así… me diste un beso y salimos de ese lugar bullicioso, yo tomándote del hombro, tú guiándome delante mío, pues la gente no dejaba caminar, no nos dejaban avanzar, nos estorbaban…la gente siempre estorba.

En la calle caminamos abrazados, fuimos a un pequeño parquecito, entre aquellos besos la madrugada avanzaba y vencíamos el frío con esa ternura que nace de lo mágico… empezamos ese día a escribir esta historia maravillosa… en mayo fuimos a vivir juntos, dejaste todo, dejé todo…fue difícil, muy difícil al inicio, empezamos desde cero, en la habitación solo teníamos un colchón con dos sábanas y una almohada, una radio que me regaló en algún cumpleaños mi padre, un pequeño termo que habías sustraído a escondidas de la gran cocina de tu mamá, una mesita de madera que compramos ajustando el dinero, sobre ella varios sobres de café, algunos panes y fruta…cerca del colchón: nuestra ropa, nuestros zapatos y un par de toallas…en el baño de esa habitación: un jabón, y dos sobres de champú… dormíamos escuchando “radio la inolvidable” y para vencer el frío intentábamos dormir lo más junto posible, muy abrazados,… tuvimos que soportar varios catarros, hasta que pudimos comprar una frazada gruesísima que nos protegió oportunamente, nuestro trabajo iba dando frutos … luego compramos un televisor pequeñito que pagamos en varios meses, después una cafetera, una olla arrocera y una cocinita eléctrica donde hacías el mayor esfuerzo para preparar un sabroso pollo frito… que sinceramente tenía más de frito que de sabroso…todo inicio es complicado.

No quisimos comprar una cama, nos gustaba dormir sobre ese colchón tirado en el suelo, compramos más sabanas, un espejo de medio metro de tamaño aproximadamente, otra mesita pequeña… poco a poco esa habitación, nuestra habitación, nuestro palacio fue viéndose mejor… tú bailabas de vez en cuando para mi aquellas salsas, con tu cintura pequeñita, tus ojitos vivarachos y yo te amaba siempre, cada día más.

A veces le escribíamos a nuestras familias,…prometíamos siempre visitarlos, pero nunca fuimos,… veíamos la telenovela de las nueve de la noche y cualquier discusión era resuelta con ternura y también con loca pasión,…ciertas noches comprábamos un vino o algún trago exótico para terminar borrachísimos bailando sobre nuestro colchón... con el tiempo compramos una cámara de fotos y nos dedicamos a inmortalizar cada momento cotidiano… quizá olvidando que cada momento juntos ya era inmortal.

Tras varios meses cambiamos de palacio, fuimos a uno más grande,…pasaba el tiempo… llegó Mariana,….después Sebastián, y ahora mientras duermes y acaricio tu vientre para acariciar a Jimenita,…recuerdo el abril de hace doce años, pasan por mi pensamiento todo lo que juntos hemos construido… y tanto amor me hace brillar los ojos, derramar una lágrima del corazón… gracias Lorena, por dejarme descubrir el amor junto a ti, por hacerme tan feliz, por dejar todo, por hacerme dejar todo, por los besos en medio de ese ron con coca-cola, gracias por esa madrugada en el parquecito, por olvidarte de tu gente aquella noche de abril hace doce años, y por la paciencia que tuviste conmigo al bailar, a mi ritmo, despacio…gracias por nuestro día a día,… ya es tarde, ya es hora de descansar, duerme mi amor, y déjame soñar.

25 de febrero de 2009

Así


Aunque vengas vestida de ese pasado ajetreado, yo te prefiero así… tan lejana a ser un clavel intacto, yo te quiero tan parecida a la lluvia: inesperada, irremediable, invencible… tal vez lejana como la luna, quizá cercana como la palabra oprimida… Yo te prefiero así, con ese trajín en la mirada que me enseña que el amor de vez en cuando no es amor… no cambies, ni por mi, ni por ti, ni por nadie… que así, tan poco doncella eres una diosa dándome esa belleza que recojo del silencio tras tu risa… déjame aprender que la vida es distinta a lo que me han contado, enséñame a caminar en ese desierto que pinta el tiempo… aléjame del mundo para entrar a tu universo sombrío y denso… aunque tu reino sea efímero y misterioso, yo quiero sentarme a tu lado… quiero acariciar tu pelo después del sudor, tomar de tus manos la esperanza disfrazada de sueños, …déjame tomar de tu pasado los besos en los cuales saboreo la gloria… aunque tu nombre haya acompañado tantas palabras, yo lo voy a guardar siempre en ese lugar que nadie conoce, …no voy a cambiarte para que el mundo deje de conversar,… pues nadie sabe lo que tú me has dejado descubrir, quédate conmigo como siempre: confundida, indecisa, fugaz,… yo te prefiero así,…como nadie podrá entender.

7 de febrero de 2009

Puta madre


Cerca de medianoche siente la espalda cansada y como casi todas las noches palpita el corazón agujereado, ¡pero que más da!... con el credo que aviva la idea de que su cuerpo como el papel soporta todo, se anima en convencer a un despistado y urgido a liberar sus instintos… todo hasta aquí es tan fácil, tan simple… muestra la redondez de sus cuarenta de sujetador, las piernas bienhechoras de su metro ochenta, los ojos marrones que de tantos amoríos la hicieron partícipe…y convencer es fácil, simple… tras caminar diez segundos por un corredor tan angosto como sucio están en un cuarto color crema, él con sus ganas de zarandear las inquietudes y ella con las técnicas que logran que el momento no se alargue más de lo debido… frente a unas sábanas toscas, un gran espejo en el techo y con una cumbia de fondo musical, gira la cabeza y ve caer unos pantalones, aparece una ropa interior barata, de color violento… se dirigen a un pequeño recipiente con agua fría y mientras él acaricia torpemente su nuca, ella lava lo que no le apetece con una destreza casi de alfarería… después siente unos besos bruscos, se tiende en la cama y divisa su reflejo en el espejo que ocupa gran parte del techo, siente la intromisión de un cuerpo que no ama... y con las sabanas toscas, la cumbia de moda, el cuarto color crema, la agitación del convencido y urgido, siente que el corazón se le agujerea un poco más mientras el pensamiento dibuja la imagen de su pequeña, y la risa de su pequeño… recuerda que tiene que aplicar las técnicas para que el rato sucio y agobiante termine, recuerda que no ha logrado ser lo que soñó cuando era niña, y aparece otra vez la risa de su pequeño, la mirada brillante de su pequeña… se siente tan poca cosa, tan sucia,…vuelve a ver su reflejo en el espejo y recuerda que es una puta, una puta madre.

5 de febrero de 2009

No importa donde estés…no estés triste.


No importa donde estés, sabes que nadie ocupará el lugar que noche a noche obtuviste en mi piel,…no importa donde vaya tu mirada, sabes bien que lo que ambos descubrimos esas madrugadas quedará grabado en la brisita que se filtra por tu ventana donde vimos amaneceres inolvidables.

No estés triste, que mientras yo pueda respirar desearé ver tu sonrisa de niña;… ¡tranquila!... que nadie ni nada en este mundo podrá ahogar tu corazón libre y maravilloso… no dejes que el día a día apague tu alma que no se cansa de encantar el silencio donde recuerdo cada momento compartido.

No importa donde estés, recuerda que mi corazón te lleva en ese lugarcito donde se esconden las cosas que tan sólo tú y yo sabemos, donde duerme la respiración agitada, la voz quejosa y las gotitas de sudor entre las risas tranquilas… no importa donde estés siempre serás tal vez la persona más importante, la mujer con carita de niña que me permitió conocer el cielo y descubrirla a media luz para perdernos en las locuras que únicamente y siempre tú y yo entenderemos.

¡Tranquila!..., que mientras pueda ver el atardecer y la mañana intentaré hacer de todo para que la tristeza ande lejos de tu voz, que la amistad envuelta de complicidad que ambos respiramos me hace guardar un par de bromas para relajarte la noche en que volveremos a caminar sin rumbo, muy tarde, como siempre por la avenida que atraviesa nuestra ciudad… contándonos secretos propios y ajenos, riéndonos de alguna ocurrencia, burlándonos del mundo y de la vida, disfrutando las cosas que nadie en este mundo se imagina y que viven dentro de esta amistad llena de secretos y que hace que mi corazón te guarde en ese lugar donde nacen las ganas de verte siempre reír, guapa como siempre, bien, en paz.

8 de enero de 2009

Frente al mar


Hasta contigo me siento solo, hasta contigo que tantas veces me has acompañado, como hoy, como ayer, como siempre (tal vez).

Perdona, tal vez estoy siendo irreverente o quizás injusto,…si es así perdona, pero entiende también cada palabra que he decidido callar, cada suspiro que hoy me toca ahogar frente a ti. Ahora frente al mar parece que estuvieras aquí, pero luego te veo ir, hacia donde no puedo llegar, hacia donde nunca iré…y otra vez te vas, como ayer, como hoy, tal vez como mañana también y la sensación de muerte se va pareciendo a este dolor en el pecho, a esta lágrima… lo siento, pero hasta tu compañía me duele,… otra vez estamos frente a frente, como cuando era un niño, como cuando fui creciendo, como ahora que se me acorta de a pocos la vida.

Con tu silencio alguna vez me lo pudiste advertir pero sordo caminé hacia ese lugar donde fui feliz, porque el corazón precisaba de amor, fui un esclavo de aquella necesidad, de aquel maldito amor que hoy me falta otra vez, de este maldito amor que me hace llorar, que me ha dejado abandonado como cuando me encontró aquel verano.

Hasta contigo hoy me siento solo,… quiero que el viento se lleve otra vez esas risas, que aparezca la compañía que toda la vida me ha sabido soportar, pero todo es en vano, todo se convierte en inútil…cuando terminen estos días, siento que falta poco, quiero que me des el abrazo que en invierno evito, porque así hoy se me acaben los pasos, creo que siempre intentaré ir hacia donde estás, porque sólo frente a ti pude soñar y reír… porque estoy seguro ahora que frente a ti en realidad aprendí lo que es vivir.

31 de diciembre de 2008

Yo te miro


Amor yo te miro y todo parece tan diferente… pues todo, hasta el silencio, retoma su sentido mientras camino recordando que en tus ojos ando muy perdido… y esta vida que te deja a veces sin salida, se hace sencilla cuando en un abrazo el tiempo se nos escapa.

Amor, decimos te amo, y las palabras se las lleva ese suspiro que nos estremece, para reposar en ese rincón de nuestras almas…ahora en aquel jardín descansan esos besos que hicimos nuestros bajo la luna…tan tuyos, tan míos…sólo para ti, sólo para mí…en ese abril que se quedó dormido en el ayer, ese abril que despertó alguna vez en nuestros corazones.

Amor, cuando pienso en ti todas estas horas se hacen infinitas y sosegadas, sujeto en mi corazón cada momento que recuerdo a tu lado y soy silenciosamente feliz,…vagabundeo entre la imagen de nuestras manos entrelazadas,…Repito tu nombre y aparece un corazón sobre mi pecho… en noches como esta te buscaba en mis sueños y ahora nuestro amor es la realidad más preciada.

Amor, en esa luna escribí que estaremos siempre juntos,… noche a noche, aquella frase va tomando mayor fuerza… Amor yo te miro y todo parece diferente…el corazón se me llena de amor,…esa brisa se hace más suave y aquella tormenta se vuelve alba, sin que nadie lo perciba, sin que nadie lo sepa… y dejo que lleves mi vida a tu lado, que lleves mis palabras donde alcance tu voz,… donde tu risa alumbre siempre aquellos pasos junto a ti, no hay nada más importante mi amor que verte sonreír… no te imaginas, no te haces ni una idea de cuantas veces cruzas por mi pensamiento durante el día… y mientras la ventana que ve caer el sol me acoge en su silencio recuerdo los atardeceres que hemos compartido y otra vez llega esa paz que sólo tú me das... duermo pensando en tu amor,… mientras siento que te amo como nunca imaginé, con la fuerza que hace recorrer la sangre, con la fuerza que mueve mi andar…

Amor tú me alivias cada ratito que se pueda complicar, pienso en ti y el corazón se repleta de alegría, ...aquella paz de tu voz, de esa tu voz, puede allanar cualquier camino… día a día crece el amor que has hecho nacer en mi,…solo tú mi amor puedes hacer que mis dias terminen llenos de esta pureza, llenos de este amor…yo te miro y todo es tan diferente, todo es mejor.